Controles médicos en hombres a partir de los 50

Entre las consideraciones médicas para una vida saludable, o lo más lejos posible de algunas enfermedades, se mencionan los controles periódicos. Cuando el hombre alcanza los 50 años se presentan chances de contraer determinadas complicaciones que pueden ser prevenidas o detectadas a tiempo para su cura o debido tratamiento.
Ph: freepik.es

Por Cristina Cartier

Considerando la prevención como una tarea ineludible en el mundo de hoy donde la información está al alcance de la mano, sin lugar a dudas, el médico clínico es el indicado para orientar a las personas al respecto de cómo controlar su salud. ¿Cuáles son las recomendaciones particulares en los hombres a partir de los 50 años? ¿El varón acude fácilmente a los respectivos controles médicos?

“Las estadísticas dicen que las mujeres consultan al médico mucho más que los hombres. La visita al ginecólogo está muy presente a partir de los 50 años, incluso como para una revisión general. La idea es que todos tengamos una consulta periódica con el médico para prevenir enfermedades”, afirma el Dr. Ramiro Heredia del Hospital de Clínicas , para INS.

¿Necesitamos volver al médico de familia?

“Claro. Cuando hablamos del médico clínico o de familia, es el que tiene una visión integral del paciente y es donde debe empezar ese control periódico. Justamente el médico de familia es quien debe hacer la derivación a un especialista si es que hace falta. Lo importante es acudir cuando nos sentimos bien”.

¿Existen riesgos de salud puntuales?

“Una persona de 50 años debe tener un control anual de su salud si es que no tiene antecedentes familiares, de lo contrario se debería adelantar la edad de consultas. Un hombre de 50 debe considerar cuales son las enfermedades de riesgo. La enfermedad prevalentes está la cardiovascular, que es la primera causa de muerte. Es decir que se debe considerar la posibilidad de un ACV, un infarto de miocardio, o una muerte súbita por causas cardiacas. Estas condiciones graves, potencialmente fatales, tienen muchos factores de riesgo o enfermedades asociadas que lo predisponen al hombre”.

¿Qué se debe controlar?

Fundamentalmente que el paciente tenga una dieta saludable, controlar la presión arterial y detectar la hipertensión de manera temprana, ya que 1 de cada 3 argentinos desarrolla hipertensión arterial a lo largo de su vida. Es clave fomentar la actividad física en esa persona, vigilar si existe un buen descanso, lo cual es tan importante como todo lo demás. Se debe observar el nivel de glucosa en el análisis de sangre de rutina, ya que es importante advertir signos de diabetes. Se debe controlar la grasa en sangre, es decir colesterol y triglicéridos, porque pueden tapar las arterias y ocasionar daños. Se debe hacer un seguimiento del peso corporal, identificando el sobrepeso como un factor de riesgo importante. Todo debe ser complementado con un interrogatorio y examen físico del paciente”.

¿Cuándo son necesarios estudios complementarios?

“Si es necesario se hacen para evaluar riesgo cardiovascular, un electrocardiograma, una ecografía cardiaca, y en algún momento se puede realizar una prueba de esfuerzo, donde se aprecian las reservas de las arterias coronarias, lo cual refleja la ergometría o el ergo estrés. También conviene sumar ecodopler para evaluar las arterias carótidas, que están ubicadas en el cuello, las cuales son accesibles para la ecografía que permite ver si existe colesterol en esas arterias, porque eso permite calcular si existe en otras. Si no existen antecedentes de cáncer de próstata en la familia, se debe controlar las células prostáticas que tienen una proteína denominada PCV, que se eleva cuando la próstata se agranda, o se eleva mucho cuando se desarrolla una enfermedad que muestre inflamación. Con lo cual se puede detectar un crecimiento anormal de la próstata, entre ello, el cáncer de próstata, que es el más frecuente a partir de los 50 años, junto con el cáncer de piel. Este estudio incluye el tacto rectal en la misma consulta médica, que puede ser acompañada por una consulta con el urólogo en algunos pacientes. Por último señalamos, tanto para hombres como para mujeres, y tratándose de una persona sana, que se debe hacer prevención de pólipos y cáncer de colon, para lo cual se recomienda la video colonoscopia”.

¿Cuándo hace falta una derivación a un especialista?

“Siempre es sumamente importante que el paciente regrese al médico con los informes para ser analizados, evacuar dudar y hacer las derivaciones pertinentes si es que son necesarias. Esto puede ocurrir cuando existe una prueba de esfuerzo alterada, para lo cual se pide consulta con un cardiólogo para ver qué procedimiento se requiere. Si algún valor sugiere un agrandamiento prostático o enfermedad maligna, se deriva al urólogo. Si en un examen de sangre, donde se mide la glucosa en ayunas, aparece una alteración o valores propios de la diabetes, se debe avanzar en investigar cómo es el promedio de glucosa en los últimos meses. Se hace entonces una prueba de la hemoglobina, para conocer el porcentaje que da unido o pegoteado con glucosa, lo cual debe mostrar menos de 6%. Si es por encima de este valor, se debe tratar adecuadamente, es decir como a un paciente diabético, ante lo cual se debe adicionar un fondo de ojo y estudios de riñones para armar el cuadro de situación del paciente”.

¿Qué tanto consulta el varón de acuerdo a lo sugerido?

En la práctica sabemos que muchas personas pasan por alto el control periódico o acuden cuando les pasa algo. Insistimos en la concurrencia frecuente al médico porque muchas veces ocurre que la persona se hace todos los controles, y quizás al año siguiente necesite un análisis de sangre y nada más, o todo lo contrario, de acuerdo a lo que se encuentra, el paciente deba regresar a los cuatro meses para un seguimiento, lo cual representa la mejor manera de hacer prevención de enfermedades”.