Cáncer de piel : “Uno de los más frecuentes y de crecimiento lento, que favorece su detección”

Según estimaciones realizadas por la Agencia Internacional de Investigación sobre Cáncer, en Argentina el de piel presenta una tasa de incidencia de 212 casos por 100.000, cifra que la ubica dentro de los países con presencia media-alta en relación a dicha enfermedad.
Ph: freepick.es

Por Cristina Cartier

Los dermatólogos alertan sobre el vínculo del cáncer de piel y los rayos ultravioletas o las camas solares, instándonos a avaluar con especialistas, la aparición de lunares. La piel es un órgano vivo con capacidad de regenerarse todo el tiempo. Es impermeable, resistente y flexible. Respira y se mantiene activa todo el día, brindando importantes funciones para el organismo. “La piel es un órgano vital para el cuerpo humano, el más grande, ya que su superficie ronda los 2 metros cuadrados, con un peso de unos 5 kg”, señalan los médicos.

El cáncer de piel afecta a 130 mil argentinos por año. Actualmente las aplicaciones del clima, publican el índice de radiación ultravioleta para alertar a la población sobre la época del año y los horarios de mayor exposición solar que puede resultar dañina y causar cambios irreversibles en la piel de las personas. 20 minutos diarios es la exposición solar que se recomienda, considerando la franja desde las 10 a las 16 hs, como las más peligrosas para la salud. La Dra. Marcia Sturno (MN 81.342) responde para INS, aspectos fundamentales en relación al tema.

¿De qué trata el cáncer de piel?

“Es uno de los más frecuentes de todos. Proviene de una célula basal que conforma las capas de la piel. Si bien es maligno, tiene un comportamiento benigno. Antes se veía este tipo de cáncer entre la sexta y séptica década de vida, actualmente aparece en pacientes jóvenes de 25 o 35 años de edad”.

¿Qué significa que tiene un comportamiento benigno?

“Solemos decir que se manifiesta como una lesión que es maligna al analizarlo pero de comportamiento benigno. Esto se debe a que crece lentamente. Nos da mucho tiempo para detectarlo, hacer el diagnóstico con una biopsia, sacarlo y además, sabemos que no va a comprometer los ganglios. Salvo una forma clínica muy rara que no vemos casi nunca, en el cual puede pasar que si no cuenta con atención debida durante muchos años (5, 10 y hasta 20 años), puede llegar a comprometer ganglios en un 12%. Se trata de tumores que salen en lugares que están muy expuestos durante toda la vida de la persona. La aparición en estas zonas tan visibles nos da todas las oportunidades de actuar”.

¿Cómo es el manifiesto de la enfermedad?

“Se ve como una perlita, como una lesión en la piel. Es muy difícil que el paciente lo pueda distinguir. Por definición tumor es aquello que crece en el tiempo y no se va. Ese tumor puede ser benigno o maligno. Cuando algo no desaparece por un mes debemos preocuparnos”.

¿El diagnostico es sencillo?

“Es fácil de diagnosticar. Lo más probable es que este tipo de cáncer no salga sobre un lunar previo, sino que es algo nuevo que no se va en el tiempo. Por eso decimos que si en el transcurso de un mes no desaparece, la persona debería consultar. Para generar la conciencia necesaria, se suman las campañas de información acerca del cáncer de piel que asesoran a la población, con el objetivo de la detección temprana de tumores. Clínicamente aparece la sospecha, lo cual se comprueba con una biopsia, con anestesia local de manera muy sencilla”.

¿Debemos preocuparnos si se observan cambios en manifestaciones de nuestra piel?

“Si se advierte algo que no estaba antes o que cambó su aspecto es fundamental hacer una consulta. Se trata de un simple examen que no duele, con una observación visual, la persona se queda tranquila. El cáncer más común generalmente es de color rosa, rojo, piel, que usualmente se va lastimando, se forma una cascarita, que sangra o puede ser de aspecto pigmentado, luego del color marrón al negro. Un grano rojo, una infección o inflamación, o un quiste en el periodo de un mes desaparece, contrariamente al cáncer de piel que perdura, va progresando en el tiempo. En la piel todo parece igual, pero lo cierto es que se advierten diferencias en la evolución. Si algo se nota durito y que sigue creciendo, en lugares claves como el ángulo de los ojos, la nariz, cerca de los labios, sabemos que se trata de zonas delicadas y más difíciles. En caso de ser necesario, hay muy poca piel para sacar, lo cual requiere cirugías mas complejas”.

¿Cuándo debemos hacer controles de la piel?

“Lo recomendado es antes o después del  verano para hacer un control de la piel con el especialista”.

¿El color de la lesión es indicador de la presencia del cáncer?

Suele empezar con un granito rojo, o blanquecino, aunque puede ir pigmentándose de marrón a negro. El segundo cáncer más frecuente, en gravedad y rapidez, generalmente también es rojo, sin bordes definidos, puede crecer para afuera o para los costados. Este tipo suele crecer mucho en seis meses y puede pasar a la zona de ganglios”.

¿El melanoma es el más grave?

“Su manifiesto es diferente. Es de un color más oscuro y  puede asentarse sobre lunares previos que quizás eran de color marrón claro, con bordes bien definidos, de tamaño pequeño. Entones este tumor empieza a cambiar en el borde, con puntitos más negros. Este panorama nos pone frente a una lesión premaligna, que también nos da tiempo a sacarlo en ese estadio. Luego tenemos el melanoma que es el cáncer de piel más agresivo. Por suerte es menos frecuente y está asociado en más del 50% a predisposición genética, y en un 25% a la exposición solar”.